Linus Pauling: el Einstein de la química

En general los químicos nunca han gozado del glamour de los físicos o los biólogos. Darwin, Newton, Einstein, Stephen Hawking, son nombres relativamente conocidos para la gente que no está metida en ciencias. Pero no ocurre lo mismo si preguntas por algún químico importante; Walter White dirán algunos.

Lo cierto es que químicos destacados los hay muchos: Lavoisier, Arrhenius, Hess, Dalton, Marie Curie, Haber, Nernst, Mulliken… La lista es larga. Sin embargo, y esto es muy subjetivo (ya que todos eran grandes genios), para mí destaca entre todos ellos Linus Pauling. No sólo por la gran cantidad de contribuciones que hico a la química (también algunas en física), ni por el amplio espectro de campos de la química en los que hizo sus contribuciones, ni por la importancia de éstas, sino también por ser un científico comprometido hasta el final con sus ideales filantrópicos y pacifistas. Debido a esto es la única persona que ha ganado dos premios Nobel de manera individual (Química y Paz).

Se podría decir que es el fundador de la química moderna: la sistematización de la estructura atómica y molecular mediante la entonces recién nacida mecánica cuántica fue su gran contribución.

Debido a su importante contribución en la química, su compromiso con la sociedad y la gran popularidad de que gozó en EEUU, creo acertada la analogía que da título a esta entrada. Pauling y Einstein, cada uno en su respectiva ciencia, siguieron caminos parecidos, que llegaron a cruzarse en varios puntos, y estuvieron siempre caracterizados por la genialidad y el respeto mútuo.

La primera vez que supe acerca de Linus Pauling fue como autor de un libro de química general que compré a través de internet. Desde entonces mi interés por este ilustre personaje no ha hecho más que crecer. Recientemente he podido indagar un poco en su biografía como parte de un trabajo de la facultad que tuve que hacer, y que he decidido añadir a continuación:

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS

Este trabajo se presenta como una oportunidad para profundizar en la figura de Linus Pauling. I la intención no es hacerlo gratuitamente, sino centrándome en un aspecto concreto, del cual podamos aprender algo, alguna “lección”.

Dadas las particulares condiciones históricas en que se desarrolla la carrera de Linus Pauling (Estados Unidos en época de alrededores de guerra fría), y dada la tenaz “responsabilidad social” y activismo por la paz que lo caracterizan; puede resultar interesante ver qué efectos ha tenido sobre su carrera científica el encaje de una actitud de esta naturaleza en un país dominado por una corriente de pensamiento homogénea tanto en cuanto a su distribución en las instituciones, mass media y vida pública como por lo que respecta al contenido de éste: patriotismo llevado al extremo. Un encaje que, como veremos más adelante, tuvo varios “puntos de choque”.

Así pues, la estructura del trabajo consiste, en primer lugar, en una introducción a la biografía de Linus Pauling de carácter general. En segundo lugar se tratarán en detalle aquellos aspectos de la biografía centrados la relación entre Linus Pauling y EEUU (entendiendo por EEUU las instituciones de este país) que sean de interés. A continuación se analiza la relación de Linus Pauling con otros científicos, centrándonos sólo en aquellas relaciones que son consecuencia de la forma de pensar de Pauling. Por último, se presentan las conclusiones del trabajo discutidas.

BIOGRAFIA BREVE DE LINUS PAULING

Período preuniversitario

Linus Carl Pauling nació el 28 de febrero de 1901 en la ciudad de Portland, Oregon, Estados Unidos. Hijo de emigrantes, la familia por parte de su madre era de origen inglés, mientras que la de su padre era de origen germánico.

Durante su primer año de vida, Linus Pauling vivió junto en sus padres en la misma ciudad donde nació. A partir del nacimiento de su hermana Pauline, la familia se trasladó a Salem. Más adelante, depués de un año del nacimiento de su segunda hermana Lucile, la familia se traslada a Oswego y posteriormente a Condon; para acabar volviendo al cabo de unos años a Portland, todas ellas ciudades pertenecientes en Oregon. A la edad de 9 años, Linus Pauling se queda huérfano debido a la prematura muerte de su padre por enfermedad; quedando los tres hijos a cargo de la madre.

A lo largo de su infanzia, el joven Pauling, además de ser un voraz lector, empieza a desarrollar a través de la experimentación un interés por la química, que se va consolidando a medida que pasa el tiempo, dedicándole cada vez más recursos.

A los 16 años, Linus Pauling deja el instituto sin haber obtenido el correspondiente título, pero con suficientes créditos como para empezar a estudiar ingeniería química en el Oregon Agricultural College (hoy en día Oregon State University).

Desarrollo de la carrera y período de madurez

Durante su estancia en el Oregon Agricultural College, Linus Pauling empieza a destacar como alumno aventajado. Prueba de esto es que cuando en su segundo año en la universidad, su madre le pide que deje los estudios para ayudarla económicamente a ella y a la familia, se le ofrece a Pauling una plaza remunerada en el departamento de química en el campo de la química analítica cuantitativa; de forma que con sólo 18 años Pauling empieza a ejercer actividades docentes. Mientras tanto, empieza a leer artículos sobre estructura atómica de G. N. Lewis e I. Langmuir, familiarizándose en el que sería más adelante el campo donde hizo una de las contribuciones más importantes. Además, complementa su formación en química llevando a cabo varios cursos avanzados en matemáticas y física, entre otras disciplinas. También hace de profesor asistente en un curso de matemáticas avanzado.

Durante el último año de Pauling en el Oregon Agricultural College antes de graduarse en ingeniería química, éste imparte un curso de química básica dirigido a estudiantes de economía doméstica, entre los cuales se encuentra Ava Helen Miller, que será su mujer durante los siguientes 60 años de su vida, y que precisamente conoce impartiendo este curso.

El 1922 Pauling, ya graduado, se traslada para realizar el doctorado al Caltech (California Institute of Technology), donde desarrollará sus actividades académicas durante los siguientes cuarenta años. Su tesis, dirigida por R. G. Dickinson y que lo mantiene ocupado durante 3 años, trata sobre cristalografía de rayos X, y condujo a la publicación de varios artículos en este campo antes de obtener el doctorado en 1925. Es en este período que se casa con su mujer, Ava Helen.

Poco después de realizar la tesis, Pauling obtiene el 1926 una beca Guggenheim que le permite hacer una estancia junto a su mujer en varios lugares de Europa, donde se familiarizará con la recién nacida (y todavía en desarrollo) teoría cuántica de la mano de los grandes físicos teóricos que estaban trabajando en ella. La beca le lleva, pues, a trabajar con Sommerfeld en Múnich (donde también estaban presentes Heisenberg y Pauli [este último a la derecha de la fotografía, Pauling a la izquierda de todo], ambos estudiantes de Sommerfeld), con Bohr en Copenhagen y con Schrödinger en Zúrich. Sin embargo, otros científicos además de los mencionados ejercieron una fuerte influencia sobre Pauling, como es el caso de Walter Heitler y Fritz London, que estaban trabajando en la modelización de la molécula de hidrógeno mediante la teoría cuántica.

Pauling no estaba interesado en la teoría cuántica a un nivel tan fundamental como los físicos teóricos que se acaban de mencionar, sino en la aplicación de esta teoría a la química, de cara a poder predecir la estructura atómica y molecular de átomos y moléculas y, en última instancia, sus propiedades físicas y químicas a nivel macroscópico.

Cuando volvió a California el 1927, Pauling estaba suficientemente familiarizado con la mecánica cuántica como para empezar una época de gran productividad científica, en la cual introduce conceptos como electronegatividad, resonancia e hibridación de orbitales atómicos, fundando de este modo la química cuántica. Su contribución más importante (y también la más importante de toda la química moderna) podemos atribuirla al libro publicado el 1939 titulado The Nature of the Chemical Bond, que consiste en una recopilación de una serie de artículos escritos por él a lo largo de años anteriores que trataban sobre la interpretación moderna del enlace químico. Durante todo este periodo viaja de nuevo a Europa en varias ocasiones (el 1930 para aprender la técnica de difracción de electrones y el 1953 para ver la estructura del ADN encontrada por Watson y Crick) y va escalando posiciones en el Caltech, hasta llegar a catedrático. También recibe varios premios de varias instituciones por su excelencia científica. Destaca el premio Nobel de la Química1, obtenido el 1954 por sus trabajos alrededor del enlace químico.

No tenemos que dejar de banda las importantes contribuciones que hizo Pauling en la biología molecular y la biología estructural (también algunas importantes en medicina a nivel molecular), sobre todo en cuanto a la estructura de proteínas, descubriendo la hélice alfa y la lámina beta, así como la estructura de la hemoglobina, entre otras cosas.

Es en este periodo donde Linus Pauling empieza a desarrollar cierta conciencia pacifista y filantrópica y a involucrarse en la acción social en virtud de estos ideales. Concretamente, esto sucede hacia el final de la segunda guerra mundial, jugando su mujer un papel crucial en este cambio. Ava Helen ya se había involucrado en este tipo de movimientos políticos desde su juventud; y fue su influencia la que hizo que en Pauling se implicara también, apoyándole práctica y moralmente en este aspecto hasta el final de su vida el 1981.

Pero como se acaba de decir, esta faceta de en Pauling no empezó hasta el final de la segunda guerra mundial. Durante su juventud, Pauling no prestó atención a estas cuestiones. De hecho, se apuntó y completó con éxito los cursos de entrenamiento militar que se hacían en el Oregón Agricultural College.

Así pues, al final de la segunda guerra mundial, EEUU se ve forzado a entrar en guerra contra Japón por el ataque a Pearl Harbor. Esto implica fuertes represalias contra los japoneses residentes en EEUU y norteamericanos de origen japonés. Todo este grupo de personas fue, en algunas regiones de EEUU, inmediatamente deportado al frente de batalla europeo o internado en campos militares. Fue este el caso de un joven americano de origen japonés al cual, antes de ser trasladado, se le ofreció hacer algunos trabajos en California, su ciudad natal, concretamente en el jardín que la familia Pauling tenía delante de casa. Esto supuso un acto muy impopular entre el vecindario, y la casa de la familia fue pintada una noche con mensajes antipatriotas2. Cuando los diarios prestaron atención a este hecho, Pauling (y su familia) se posicionó firmemente a favor del joven americano y en contra de su traslado, que finalmente se llevó a cabo. Esta fue quizás la primera señal con eco público del nuevo camino que en Pauling empezó a recorrer. Siguieron muchas más, todas ellas caracterizadas por no dejarse intimidar por instituciones o grupos de personas, tal y como acabamos de ver.

Donde Pauling puso más atención y dedicó más tiempo fue contra la proliferación nuclear. De entrada, rechazó la invitación de Oppenheimer para participar en el proyecto Manhattan. Se tiene que matizar, pero, este rechazo, ya que alegó motivos de salud y, además, ya estaba colaborando, dentro del enorme esfuerzo científico que EEUU estaba realizando, con las fuerzas armadas en otros proyectos de carácter bioquímico, medicinal e ingenieril (combustible de cohetes), recibiendo por estas tareas la Medalla al Mérito de manos del presidente de los EEUU, en aquella época Truman.

Esto cambia a partir de la detonación de las bombas atómicas en Japón. Pauling empieza a tomar conciencia de la nueva realidad internacional que se presenta, y se implica en todo tipo de campañas, movimientos pacifistas y conferencias de concienciación en contra de la proliferación nuclear. Se gana con estos actos problemas con la opinión pública norteamericana, con la prensa (que intenta desprestigiarlo), con el gobierno de los EEUU (incluyendo instituciones como el FBI), y en última instancia, con los demás profesores del Caltech (ganándose en cambio la simpatía de muy pocos); motivo por el cual pide a finales del 1963 el traslado al “Center for the Study of Democratic Institutions”, situado en el mismo Caltech; seguido de su ingreso cuatro años después a la University of California, y dos años más tarde a la Stanford University, donde ejerció de docente hasta que el 1973 abre su propio instituto de investigación (Linus Pauling Institute). Pauling en ningún momento se deja intimidar por estos intentos de desprestigio, y continúa en todo momento sus actividades en este ámbito.

De todas las iniciativas que Pauling llevó a cabo, destaca aquella que lo llevó a ser seleccionado para el Premio Nobel de la Paz3 el 1962. Se trata del “Llamamiento de los Científicos a las Naciones Unidas sobre las Pruebas de Bombas Nucleares”, un manifiesto surgido a partir de una conferencia pronunciada el 1957 que en poco tiempo fue firmado por 11.021 científicos importantes de diferentes países y campos de la ciencia y entregado al secretario general de la ONU (Hammarskjöld, que favoreció cuanto pudo el manifiesto) el 1958. Este manifiesto tuvo importantes repercusiones prácticas: fue incluido en la sesión plenaria y llevó al cabo de cierto tiempo a la firma del “Tratado de Prohibición Parcial de las Pruebas Nucleares”. Este tratado, que prohibía los ensayos nucleares al aire libre, y que firmaron, entre otros muchos países, EEUU y la URSS (principales responsables de la contaminación de la atmosfera por parte de materiales radiactivos), entró en vigor en octubre de 1963, el mismo día que Pauling recibió el premio Nobel (1 año después de ser seleccionado, a la espera que se ratificara el tratado).

Vejez

Recibidos los dos premios Nobel, Pauling se volvió una persona la opinión de la cual tenía un peso considerable dentro de la sociedad (como mínimo) norteamericana. Usó este hecho para continuar propagando sus ideas políticas, sin dejar de banda en ningún momento la ciencia. Su actividad en estos dos ámbitos se mantuvo hasta poco antes de su muerte, el 1994, en California.

Si bien sus ideas políticas no cambiaron, sí lo hizo la ciencia que practicaba. A partir de 1965 empezó a escribir una serie de artículos4 sobre física nuclear teórica, proponiendo un modelo del núcleo atómico que no tuvo mucho éxito o repercusión. Paralelamente, y ocupando la posición central de investigación en el Linus Pauling Institute (en el cual permaneció hasta dos años antes de su muerte), dedicó muchos esfuerzos a diferentes ramas de la medicina y la bioquímica: medicina ortomolecular, bases moleculares de la psiquiatría, nutrición… El 1986 publica un libro5 relacionado con estos temas.

Durante la última década de su vida se produjo un importante enfriamiento de los conflictos de motivación política que caracterizaron la anterior etapa de su vida. La presión mediática y los intentos de desprestigio eran casi inexistentes, y se produjeron muchas reconciliaciones por parte de instituciones e incluso por parte del departamento de química del Caltech.

El legado científico de Pauling es pues muy numeroso, habiendo hecho contribuciones importantísimas en casi todas las ramas de la química, y algunas menores en física. Toda la química moderna se basa en los conceptos que desarrolló como consecuencia de importar y aplicar la física cuántica a la química. No se queda atrás tampoco su legado humano o social, como hemos visto en esta breve biografía.

RELACIÓN EEUU-PAULING

Veremos ahora algunos aspectos de la biografía de Pauling donde se dan enfrentamientos de mayor o menor magnitud entre él y ciertas instituciones públicas de EEUU. Estos enfrentamientos son consecuencia de las ideas políticas que Pauling defendía, y empezaron a surgir, como ya se ha comentado antes, al poco de acabar la segunda guerra mundial.

Pauling y el Maccarthismo

Ciertamente, se podría decir que Pauling escogió un mal momento en el que empezar a hacer apología de sus ideas políticas, puesto que si  éstas le comportaron consecuencias y dificultades en la vida real, no fue sólo debido a las ideas en sí, sino que el entorno socio-político también jugó un papel importante. Y este entorno, acabada la segunda guerra mundial, estaba dominado en EEUU por el llamado “Terror Rojo6”, al cual se incorporó a partir del 1950 el Maccarthismo7.

Por Maccarthismo se entiende, en un sentido amplio, la práctica de realizar acusaciones y difamaciones sin tener evidencias. En concreto, durante la era de McCarthy, que era un senador republicano, se llevaron a cabo, por parte del mismo McCarthy y también por el “Comité de Actividades anti-Americanas”, persecuciones de personas de las cuales se sospechaba que podían estar implicadas en movimientos políticos que estuvieran en contra de los intereses de EEUU. En aquella época, había una relación casi directa entre cualquier posicionamiento crítico en relación a EEUU y ser considerado comunista.

Linus Pauling tuvo varios problemas durante la era de McCarthy. De hecho McCarthy acusó públicamente a Pauling el 1950 de ser un peligro para la seguridad nacional y de tener la posibilidad de traspasar a los rusos tecnología nuclear. Pauling también fue, en secreto, investigado por el FBI. A finales de 1950, tuvo que comparecer ante el “Comité de Investigación en Educación del Estado de California” para responder a varias preguntas relacionadas con los grupos a los que apoyaba y con sus críticas a las políticas del gobierno de los EEUU. La sesión se alargó durante todo el día, y al final adquirió un tono más directo, preguntándole el comité “si ya formaba parte del partido comunista”. Llegados a este punto, Pauling se negó a contestar aquella pregunta debido a que consideraba que aquel interrogatorio al que estaba sometido “atentaba contra los principios democráticos que defendía8”. La sesión acabó con la advertencia a Pauling por parte del comité de las consecuencias legales que tendría no haber contestado todas las preguntas. Debido a los precedentes que Pauling conocía de otras personas que por negarse a contestar acabaron en prisión, declaró al cabo de cierto tiempo al comité ante juramento “que él no era un comunista, que nunca lo ha sido, y que nunca ha estado implicado en el partido comunista”; contaban a su favor los resultados presentados ante el comité de una investigación interna que realizó el Caltech y en la cual se concluía que en Pauling no era comunista. Pero aún así, situaciones parecidas continuaron repitiéndose en varias ocasiones en el futuro.

Viaje a Londres cancelado

El máximo exponente de la presión política que sufrió Pauling durante la era de McCarthy (ya hacia el final de ésta), y también el caso más conocido, tuvo lugar el 1952. Durante el mes de mayo de aquel año, tenía lugar en Londres un congreso de la Royal Society sobre la estructura de proteínas a la cual Pauling, como experto en este campo, estaba invitado. Como que tenía el pasaporte caducado desde enero, necesitaba renovarlo, pero el intento de renovación de febrero y los intentos posteriores, hasta finales de abril, le fueron denegados debido a que, según el Departamento de Estado, el viaje previsto (sin ninguna motivación política, puesto que se trataba de un congreso científico) “estaba en contra de los intereses de los EEUU”. Este congreso tenía una gran importancia, de forma que en Pauling firmó numerosos juramentos de lealtad donde afirmaba que no era comunista, pero fue en vano. El “Comité de Actividades anti-Americanas” ejercía una gran influencia.

En Londres, donde la noticia de la cancelación del viaje llegó pocas horas antes de que empezara el congreso, ésta fue recibida con disgusto. Al día siguiente, ya era conocida en todo el mundo la censura “física” sufrida por Pauling, y EEUU fue muy criticado desde el exterior y en parte desde sectores del interior del país por haber llevado a cabo esta medida. Debido a esto a Pauling le fue permitido salir del país en algunas ocasiones excepcionales en el futuro; pero la restricción de viajar al extranjero continuó presente durante unos años, hasta que ganó el premio Nobel de Química el 1954.

El caso es que debido a estas restricciones Pauling pagó un precio científico relativamente alto. En una época donde la globalización de la información estaba en sus inicios, la transmisión de conocimientos todavía dependía mucho la geografía, de estar físicamente presente allá donde tenías que aprender algo. Por lo tanto, es fácil entender como afectó a Pauling no poder salir de EEUU.

Con la imposibilidad de asistir al congreso de Londres, Pauling no pudo acceder a los resultados ingleses obtenidos en la investigación de la estructura del ADN, a la cual Pauling le estaba dedicando también cierto esfuerzo. Entre estos resultados se encontraban las imágenes de gran calidad de difracción de rayos X de ADN obtenidas por Rosalind Franklin, y que fueron clave en el descubrimiento de la estructura del ADN por Watson y Crick. Pauling tuvo que conformarse con imágenes más antiguas obtenidas poco antes de la segunda guerra mundial, y publicó9 junto a su colaborador R. B. Corey una propuesta de estructura que consistía en una triple hélice. Pocos meses después Watson y Crick publican su modelo de ADN basado en una doble hélice, y que resulta ser el correcto.

A pesar de que no tiene mucho sentido especular sobre si Pauling habría resuelto la estructura correcta si hubiera dispuesto de la información de que disponían Watson y Crick, uno no puede evitar pensar en esta posibilidad, dada la gran intuición estructural de Pauling y los años dedicados a cristalografía. Además, la estructura que propuso no era muy lejana a la real en el sentido de que consistía en más de una hélice unida por puentes de hidrógeno y en que incluía la complementariedad de los genes. Pero también es cierto (él mismo lo reconoció) que no dedicó todo el esfuerzo que podría haber dedicado a este asunto, puesto que tampoco era plenamente consciente de las enormes implicaciones que tendría en biología molecular el descubrimiento de la estructura del ADN.

RELACIÓN DE PAULING CON OTROS CIENTÍFICOS

Las ideas políticas de Pauling provocaron la repulsión de muchas personas e instituciones, pero también el acercamiento  de otras, a pesar de ser un número menor comparado con el anterior. Veremos a continuación algunos casos representativos de ambos lados.

American Chemical Society

El 1949, Linus Pauling fue investido presidente de la American Chemical Society (ACS). Y a medida que Pauling iba ganando seguridad en su posicionamiento político, la ACS parecía alejarse más de estas ideas. Las revistas publicadas por esta sociedad eran críticas con estos posicionamientos, defendiendo las tesis del Departamento de Estado y dando poca importancia a los hitos científicos de Pauling. Llegó a haber un conflicto directo cuando Pauling recibió el premio Nobel de la Paz, y la revista Chemical and Engineering News publicó un artículo donde se explicaba de forma muy parcial este hecho. A consecuencia de esto, Pauling pidió una rectificación pública, y al no producirse esta, abandonó la ACS, dándose de baja. Al cabo de los años, las cosas se calmaron y, después de la muerte de Pauling se publicaron una serie de artículos que lo homenajeaban.

Comité de Emergencia de los Científicos Atómicos

Einstein creó el 1945 el Comité de Emergencia de los Científicos Atómicos (CECA) con el objetivo de apoyar a grupos de científicos que estuvieran en contra del uso bélico de la energía nuclear. El CECA era un grupo relativamente pequeño, en el cual se encontraba, entre otros, Linus Pauling. Desgraciadamente, el CECA no duró mucho, debido a las discrepancias políticas entre los miembros motivadas por la particular opinión de Einstein que para conseguir los objetivos de la CECA era necesario un gobierno mundial.

Declaración de Mainau

La declaración de Mainau fue firmada el 1955 en una de las reuniones periódicas que mantienen los ganadores de algún Premio Nobel en la isla de Lindau. Se pedía en esta declaración, que fue firmada por cincuenta y dos Premio Nobel (Pauling, Heisenberg, Otto Hahn, W. Pauli…), la renuncia voluntaria a la guerra en política internacional y el fin de las pruebas nucleares; y todo esto supervisado por las Naciones Unidas.

Conferencias Pugwash sobre Ciencia y Asuntos Mundiales

El movimiento denominado “Conferencias Pugwash sobre Ciencia y Asuntos Mundiales” fue una iniciativa surgida de B. Russell y Einstein (la última de Einstein, puesto que murió poco después) a partir de un manifiesto (el famoso Manifiesto Russell-Einstein) que fue firmado por once científicos de prestigio, entre los cuales se encontraba Linus Pauling. Este movimiento, en el cual se discutían temas que iban desde los peligros que se derivan del uso de la energía nuclear hasta la responsabilidad social de los científicos que participan en estos adelantos, tuvo una influencia y resonancia considerables.

Pauling y B. Russell el 1953 en Londres

Einstein y Pauling

Una de las cosas más sorprendentes que, en mi opinión, se descubren al leer algunas biografías de científicos de la era de Pauling, es que se conocían todos entre ellos en lo que era una red enorme de científicos. Esto se da sobre todo en los padres de la mecánica cuántica, y Pauling también fue partícipe (lo hemos visto antes en la biografía). Pero debido a la faceta política de Pauling, también tuvo contactos importantes en el mundo de la filosofía, la política y la economía.

Si había otro gran científico mediático y dotado de esta polivalencia, era Albert Einstein. No nos tiene que sorprender, pues, que entre estos dos hubiera una relación tal vez más cercana que con otros. Acabamos de ver que ambos coincidieron en numerosos acontecimientos, y Pauling siempre estaba dispuesto a mantener conversaciones de carácter político con Einstein, por el cual sentía cierta admiración sobre todo como científico. En realidad, no todos los acontecimientos en los que coincidieron eran de carácter político; Einstein asistió a alguna conferencia de Pauling sobre el enlace químico en el Caltech. También hubo importantes muestras de apoyo por parte de Einstein durante la era de McCarthy10 11.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

Hemos visto pues suficientes aspectos de la vida de Linus Pauling para intentar contestar a la pregunta planteada a la introducción, es decir los efectos que tiene en la carrera científica pensar de una manera política o socialmente diferente y además implicarse y expresarlo públicamente. Es importante, pero, discutir antes otra cuestión, y es que, lleguemos a una conclusión u otra, ¿podemos extrapolar esta conclusión a cualquier persona, a cualquier ámbito científico, a cualquier cultura, a cualquier época? En primer lugar, estamos hablando de historia, y por lo tanto no tenemos que esperar una respuesta positiva o negativa a esta pregunta. Dicho esto, pienso que la única parte de la conclusión que es extrapolable es que sí tiene efectos sobre la carrera científica, aunque sea por un motivo tan trivial como que el tiempo de que dispone una persona es limitado e invertirlo en cualquier cosa que no sea ciencia repercute en el rendimiento científico. Pero no podemos extrapolar nada más, debido a las particulares condiciones político-sociales que se dieron en la guerra fría.

Una vez aclarado este asunto, y restringiendo nuestras conclusiones a Linus Pauling y el entorno histórico en que se desarrolló su biografía, de entrada podemos decir que el activismo político sí ha afectado a su carrera científica. El ejemplo más claro (además del trivial comentado unas líneas atrás) es el de la carrera por la estructura del ADN, pero también hay otros más sutiles, como es todo el desgaste que implica la presión política que tuvo que sufrir durante tantos años. Podemos imaginar también que si se hubiera comportado como al gobierno de los EEUU le hubiera gustado, el acceso a financiación hubiera sido mucho más fácil.

A pesar de esto, tampoco tenemos que dramatizar demasiado estos hechos. EEUU nunca ha dejado de ser una democracia, y a pesar de haber vivido Pauling una época en que toda la sociedad americana estaba dispuesta a sacrificar una parte de la democracia a cambio de patriotismo y “supervivencia de la nación”, en ningún momento se ha sacrificado tanto como para que deje de serlo. Hay que añadir, además, que en la URSS las condiciones eran mucho peores; ahí incluso las teorías científicas tenían que encajar dentro de la ideología marxista (concretamente tenían que estar de acuerdo con el “materialismo dialéctico”, motivo por el cual las teorías de Pauling del enlace fueron rechazadas en el bloque soviético).

Así pues, concluímos que Pauling sí tuvo que pagar un precio científico por su activismo político. Queda claro, pero, que nadie era más consciente de este hecho que el mismo Pauling. Y el hecho que en ningún momento renunciara, más bien al contrario, es porque era consciente de que aquello era tanto importante como la ciencia que practicaba, y que no poder practicarla en las mejores condiciones era un precio aceptable a cambio de intentar luchar por causas tan nobles como las que se han comentado en la biografía.

NOTAS

1  Para más información mirar página web [2] de la webgrafía

2  Este hecho está documentado de forma detallada en la página web [3] de la webgrafía

3  Para más información mirar página web [4] de la webgrafía

4  Para ver una lista completa de estos artículos, mirar página web [5] de la webgrafía

5  PAULING, Linus. How to Live Longer and Feel Better. Corvalis, OR: Oregon State University Press, 2006.

6  Para más detalles, mirar página web [6] de la webgrafía

7  Para más detalles, mirar página web [7] de la webgrafía

8  Su respuesta completa a esta pregunta se puede ver en la página web [8] de la webgrafía

9  Este artículo se puede consultar en la página web [9] de la webgrafía

10  En la página web [10] de la webgrafía hay un completo escrito sobre la relación entre Pauling y Einstein

11  También en la página web [11] de la webgrafía podemos encontrar información sobre la relación entre Pauling y Einstein

BIBLIOGRAFÍA/WEBGRAFÍA

BibliografÍa

Homenatge a Linus Pauling. Societats catalanes de física, química, matemàtiques i tecnologia. 1996, vol. XVI (p. 1-128), Barcelona: Institut d’Estudis Catalans. ISSN 1130-4758.

GOERTZEL, Ted; GOERTZEL, Ben. Linus Pauling: a life in science and politics. New York: BasicBooks, 1995.

Webgrafia

[1] La triple hélice de Linus Pauling | Naukas

[2] Linus Pauling – Biography

[3] Anti-Japanese Sentiment and the Rise of Pauling the Peace Activist « PaulingBlog

[4] The Nobel Peace Prize 1962

[5] Linus Pauling Close-Packed Spheron Model

[6] Red Scare – Wikipedia, the free encyclopedia

[7] McCarthyism – Wikipedia, the free encyclopedia

[8] Narrative – 22. “Are You Now a Member of the Communist Party?” – Linus Pauling and the International Peace Movement

[9] “A proposed structure for the nucleic acids.” February 1953. – Published Papers and Official Documents – Linus Pauling and the Race for DNA: A Documentary History

[10] Pauling and Einstein « PaulingBlog

[11] Narrative – 9. Einstein – Linus Pauling and the International Peace Movement

[12] Linus Pauling and the Race for DNA: A Documentary History – Special Collections – Oregon State University

[13] Linus Pauling Institute at Oregon State University

[14] Linus Carl Pauling, February 28, 1901—August 19, 1994 | By Jack D. Dunitz | Biographical Memoirs

[15] Linus Pauling – Wikipedia, the free encyclopedia

Esta entrada fue publicada en Ciencia general, Historia/Filosofía de la Ciencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s